Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘deportes’

5 razones por las que me gusta el verano
Cuando se vive en un país tropical se puede disfrutar durante todo el año de un clima equivalente a la “temporada primavera verano” de por estos lados. ¿A quién se le ocurre ver el estado del tiempo? ¿Qué importa? Siempre es más o menos igual… y si llueve, nos mojamos y ya.
Pero el haber pasado un largo período invernal me ha dado otra perspectiva y me ha hecho reflexionar acerca del verano que ahora disfrutamos.
5 razones por las que me gusta el verano
Los días son largos y brillantes: Esto de los días hasta casi las 10:00 pm te da tiempo extra para todo, sobre todo durante los fines de semana. Además, la energía solar parece darte la energía necesaria para aprovechar al máximo estos largos días. Lo único malo es el sol colándose hasta la almohada antes de las 5:00 am.
Las calles se llenan de vida: Al contrario que en invierno, las calles están llenas de gente de todas las edades, locales y turistas. Todo el mundo disfruta toda clase de actividades al aire libre, festivales como “Bard on the Beach” o “Celebration of Light”, ferias como la PNE y hasta las bodas, que se hacen en parques y playas.
Es tiempo de practicar deportes: Si en invierno parece que los deportes están limitados a los jóvenes y aquellos que están en muy buena forma, en verano todo el mundo encuentra la actividad deportiva adecuada a su gusto y estado físico.
Azul por doquier: Durante buena parte de año el cielo suele estar nublado y el mar adopta un tono grisáceo. En verano los cielos despejados son finalmente azules y el color del mar asemeja al de los trópicos (conste que hablo del color… no de la temperatura ¿eh?). Esta es la época para disfrutar de un buen día de playa.
Mandar de vacaciones para el closet a chaquetas, guantes y demás artículos del ajuar de invierno… no tiene precio.
Finalmente, pueden disfrutar de muchas más fotos relacionadas con el verano en el grupo La Vuelta al Mundo, en Flickr.

FuentesQEPLawnBowling3

Cuando se vive en un país tropical se puede disfrutar durante todo el año de un clima equivalente a la “temporada primavera verano” de por estos lados. ¿A quién se le ocurre ver el estado del tiempo? ¿Qué importa? Siempre es más o menos igual… y si llueve, nos mojamos y ya.

Pero el haber pasado un largo período invernal me ha dado otra perspectiva y me ha hecho reflexionar acerca del verano que ahora disfrutamos. Por ello he preparado esta nota acerca de 5 razones por las que me gusta el verano.

  1. Los días son largos y brillantes: Esto de los días hasta casi las 10:00 pm te da tiempo extra para todo, sobre todo durante los fines de semana. Además, la energía solar parece darte la energía necesaria para aprovechar al máximo estos largos días. Lo único malo es el sol colándose hasta la almohada antes de las 5:00 am.
  2. Las calles se llenan de vida: Al contrario que en invierno, las calles están llenas de gente de todas las edades, locales y turistas. Todo el mundo disfruta las más diversas actividades al aire libre, festivales como “Bard on the Beach” o “Celebration of Light”, ferias como la PNE y hasta las bodas, que se hacen en parques y playas.
  3. Es tiempo de practicar deportes: Si en invierno parece que los deportes están limitados a los jóvenes y aquellos que están en muy buena forma, en verano todo el mundo encuentra la actividad deportiva adecuada a su gusto y estado físico.
  4. Azul por doquier: Durante buena parte de año el cielo suele estar nublado y el mar adopta un tono grisáceo. En verano los cielos despejados son finalmente azules y el color del mar asemeja al de los trópicos (conste que hablo del color… no de la temperatura ¿eh?). Esta es la época para disfrutar de un buen día de playa.
  5. Mandar de vacaciones para el closet a chaquetas, guantes y demás artículos del ajuar de invierno… no tiene precio.

Finalmente, pueden disfrutar de muchas más fotos relacionadas con el verano en el grupo La Vuelta al Mundo, en Flickr.

bodanovia_playawhitecaps_jugadaferryfireworkskayakmalabaristasunsetcrucero

 


Read Full Post »

 

Este video explica el proceso creativo a través del cual se ha desarrollado el look de los Juegos Olímpicos de Invierno Vancouver 2010. el diseño es muy actual, incluye collages de imágenes relacionadas con el evento y esta parte del mundo. Además, se juega con texturas y formas curvas, que le dan un carácter orgánico y sensación de movimiento a cada diseño.

En cuanto a la paleta de colores utilizada, predominan distintos tonos de azul y verde, dos colores que representan muy bien los escenarios característicos de esta ciudad, por su estrecha relación con el mar y las montañas.

Read Full Post »

Partido de los Vancouver Whitecaps (foto Jeffery Simpson en Flickr)Partido de los Vancouver Whitecaps (foto Jeffery Simpson en Flickr)

Los fanáticos del fútbol en Vancouver están de plácemes, gracias a que la ciudad ha sido favorecida con una de las dos nuevas plazas creadas para ampliar la Major League Soccer (MLS) en 2011. 

La franquicia está asegurada, lo que no se ha decidido es si el equipo que la cubrirá serán los Vancouver Whitecaps o se creará un nuevo equipo desde cero, con nuevo nombre inclusive.

Los Whitecaps participan en las United Soccer Leagues, de la cual son los actuales campeones tras haber derrotado a los Puerto Rico Islanders en las finales del 2008. El equipo juega como local en el modesto Swangard Stadium, en Burnaby con capacidad para 5.288 espectadores; sin embargo, se ha concretado un acuerdo para que, a partir de 2011, tenga como sede al BC Place (20.000 asientos), ya renovado para la fecha tras haber servido como sede de las ceremonias oficiales de las Olimpiadas de Invierno Vancouver 2010.

De esta manera, Vancouver se convierte en la segunda ciudad de Canadá en contar con un equipo participando en la MLS. El otro conjunto es el Toronto FC.

Están invitados a disfrutar del video con momentos importantes del partido en que los Whitecaps ganaron el campeonato de las United Soccer Leagues, en 2008.

Read Full Post »

Cuando uno llega a Deep Cove parece que se está entrando a un set de Hollywood… y es que, tras la última curva de la carretera que lleva a esta villa situada en North Vancouver, lo que vemos al frente es el downtown… es decir… una calle comercial de no más de dos cuadras de largo y, al fondo, el mar.

Marina en Deep Cove.

Marina en Deep Cove.

Mientras dejamos atrás el centro de artes, unos pocos comercios, cafés, restaurantes y heladerías, nos acercamos a la ensenada y disfrutamos de la hermosa vista: aguas tranquilas que reflejan el verde de la vegetación y el azul del cielo, múltiples casas de madera y una pequeña marina, junto a la cual está el alquiler de kayaks.

La tranquilas aguas de Indian Arm, ese brazo del mar que se alarga como una serpiente hasta unos cuantos kilómetros al norte de Vancouver, son el escenario perfecto para la práctica de deportes acuáticos como el canotaje o el velerismo. Desde el comienzo de la primavera ya comienza a escucharse el chapoteo de los remos contra el agua y un enjambre multicolor de kayaks se dispersa por las costas cercanas.

Kayaks monoplaza y biplaza para todos los gustos en cuanto a color.

Kayaks monoplaza y biplaza para todos los gustos en cuanto a color.

El alquiler de kayaks no es barato, pero la experiencia hace que la “inversión” valga la pena. Nosotros alquilamos la embarcación por dos horas. Luego del pertinente pago, de firmar un documento en el que aceptamos navegar bajo nuestra responsabilidad y de un rápido entrenamiento, agarramos nuestros macundales y a remar se ha dicho.

Decidimos salir de la ensenada y tomar hacia el norte. Las montañas caen perpendiculares y se adentran en las oscuras aguas. No parece haber espacio para más pinos en los alrededores y cabañas de ensueño coquetean con el agua, con playitas y muelles privados a lo largo del paseo. Mientras se comienza a sentir dolor en los músculos pasamos frente a una cascada y nos topamos con algunos veleros produciendo a su paso las olas más grandes que vimos ese día. Calma chicha, dirían los marinos de aquellas viejas novelas de piratería. Si se tiene suerte, pueden verse otters o nutrias, en sus diarias rutinas de pesca o jugueteando en la superficie.

Casas a la orilla del mar.

Casas a la orilla del mar.


Hermosa cascada.

Hermosa cascada.

Para músculos no acostumbrados a estos menesteres, el regreso se hace pesado, pero llevadero… si se tomó la previsión de dar marcha atrás al llegar a la mitad del tiempo estipulado. En fin, gran experiencia, buen ejercicio y hermosos paisajes. Un remanso de paz a menos de veinte minutos de Vancouver.

Regreso a puerto, cansados pero contentos.

Regreso a puerto, cansados pero contentos.

Read Full Post »