Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘español’

Garibaldi Lake

Definitivamente, todo lo que vale la pena en esta vida conlleva esfuerzo. Y es precisamente lo que viene a mi mente después de caminar casi cuatro horas hasta el Garibaldi lake. Cuando la espesura del bosque se aparta para dejar a la vista ese gran espejo turquesa el cansancio se olvida y uno se llena de esa sensación de misión cumplida que te hace regalarle al mundo tu mejor sonrisa.

El Garibaldi Provincial Park se encuentra 70 kilómetros al norte de Vancouver. Para llegar al parque se sigue la muy escénica Sea to Sky Highway, la misma vía que conduce a Whistler, la villa que junto a Vancouver fue sede de los Juegos Olímpicos de Invierno en 2010. Tras dejar el automóvil estacionado en la entrada del parque comienza el sendero que nos hará ascender 850 metros y que, tras unos nueve kilómetros, se engalana con la visión del Garibaldi Lake y los glaciares que aún en verano muestran su gélida cara a los aventureros.

Buena parte del sendero asciende en un zigzag que por momentos luce interminable, entre frondosos bosques de pinos, pequeños puentes de madera sobre riachuelos, repisas de roca que te permiten ver la inmensidad de las montañas y hasta un pequeño lago turquesa con peces saltarines, que es un abreboca de la gran masa de agua que nos espera más arriba.

El Garibaldi Lake, al igual que otros lagos glaciares, sorprende con ese color turquesa que se ve casi irreal, y en sus orillas simpáticas ardillas listadas y unos vistosos pájaros que hasta comen de la mano de los excursionistas nos dan la bienvenida.

A menos que uno se quede a acampar, después del almuerzo o merienda toca el retorno, que puede tomar entre dos y tres horas, depende de la forma en que uno se encuentre y de lo bien “engrasadas” que estén nuestras rodillas. Un analgésico no está de más si comienzas a sentir dolor hasta en músculos que ni sabías que tenías. Al final, la vista del estacionamiento sabe a gloria, así como el recuerdo de una vista inolvidable que nos invita a regresar.

Hiking to Garibaldi Lake

The very well known phrase “no pain no gain” comes into my mind after walking for almost four hours to Garibaldi Lake. When you finally see the big turquoise mirror you forget how tired you are, and a nice “mission accomplished” feeling makes you bring the world your best smile.

Garibaldi Provincial Park is located 70 km. north of Vancouver. To get there you need to take the scenic Sea to Sky Highway, the same route that you take to go to Whistler, the village where part of the Vancouver 2010 Winter Olympic Games took place. After parking the car, you must take the trail that will make you gain  an elevation of 820 meters and, after nine kilometers takes you to Garibaldi Lake and the glaciers that, even during summer, show their icy face to the adventurers.

A large part of the trails goes in zigzag. Some times it seems that it will never end. You will enjoy the view of nice forests, little wooden bridges over small creeks, cliffs where you can admire the majestic mountains, and even a small lake as an appetizer of the big one that is waiting for us a few kilometers away.

Garibaldi Lake, like other glacial lakes, surprise you with a deep turquoise blue that looks almost unreal. In the shore, chipmunks and funny birds that eat from the excursionists’ hands welcome us.

You can camp, or take your lunch, enjoy the place and then walk back between two and three hours, depends on how fit you and your knees are. A painkiller can be a good help if you start feeling pain. At the end the view of the parking lot feels great, and remembering the views of the trail and lake invites you to come back.

Anuncios

Read Full Post »

Juneau1

Una pequeña lancha del servicio de Guardacostas de Estados Unidos nos escoltó aproximadamente durante media hora hasta arribar al puerto donde, tras 36 horas de navegación nuestro barco atracó por primera vez. Por ser la ciudad más grande, Muchos piensan que Anchorage es la capital del estado de Alaska. Sin embargo, ese honor lo tiene la pequeña población de Juneau.

 

La ciudad de aproximadamente 30.0000 habitantes está alojada en una estrecha franja entre el mar y la montaña. Junto  a los muelles se puede tomar un teleférico a Mount Roberts o visitar una procesadora de salmón y adquirir toda clase de productos a base de este pescado.

 

El centro de la ciudad es meramente comercial. Como en todas las poblaciones visitadas durante este viaje, abundan las joyerías y tiendas de souvenirs. 

 

Pero, si realmente se quiere disfrutar de la belleza natural de estos paisajes se debe tomar algún tour. Kayaking, viajes en helicóptero a glaciares cercanos y paseos para observar ballenas son algunas de las opciones ofrecidas. En nuestro caso, decidimos disfrutar una emocionante aventura en zip line.

Juneau2

 

Going to Alaska (IV): In Alaska’s capital


A small US Coast Guard boat escorted us for about 30 minutes until we arrived to the port. After sailing during 36 hours, our ship arrived to Juneau, Alaska’s capital.


The city lies on a narrow strip between the sea and the mountains. Just beside the piers, one can take the Mount Roberts tramway or visit a salmon hatchery. Nearby, the commercial zone is plenty of jewelries and souvenir stores, like every single city we visited during this trip.


But, if one really wants to enjoy the natural beauties of the area it is a good idea to take a tour. Kayaking, trips in helicopter to a glacier and whale watching are some of the offered options.  We chose to enjoy an amazing canopy zip line adventure.

Read Full Post »

NavegandoAlaska2

La proa del barco, como la aguja de una gigantesca brújula, apunta hacia el norte. Tras zarpar de Vancouver estaremos navegando durante día y medio. 

 

Las primeras horas del viaje nos sirven para atravesar el Estrecho de Georgia, que separa Vancouver Island del territorio continental de la Columbia Británica. luego, las aguas abiertas ceden ante el laberinto de islas, bahías y canales que conforman el Pasaje Interior, en Alaska.

 

Gigantescas montañas nevadas, a lo lejos, comparten el paisaje con pequeñas islas que a veces no son sino unas cuantas rocas con un penacho de pinos.

 

De tanto en tanto, a través de los altavoces, una voz nos invita a observar un grupo de leones marinos que se alejan presurosos del barco a estribor; o la pequeña columna de vapor a babor, producida por una ballena al respirar.

 

A pesar de la helada brisa, las cubiertas exteriores nos ofrecen la infinita vista del paisaje circundante como un abreboca de lo que habremos de disfrutar en los días por venir.

NavegandoAlaska

 

Going to Alaska (III): Crossing the Inside Passage


The bow, like the needle of a gigantic compass, points to the north.


After leaving Vancouver, we will be sailing almost two days in a row. During the first hours the ship sails across the Strait of Georgia, between Vancouver Island and the continental territory of British Columbia. Later, the ship gets into the labyrinth of islands, bays and channels of the Inside Passage, in Alaska.


Big snowy mountains share the scenery with small islands that are nothing more than a crest of pine trees over a handful of rocks.


Sometimes, from the megaphones, a voice invites us to observe a group of sea lions swimming to starboard, or the small steam column to port, produced by a whale while breathing.


Despite the freezing wind, the external decks allow us to enjoy the infinite scenery and to think about the incredible days to come.

Read Full Post »

En la entrada anterior les comentaba acerca del proceso de embarque. ¿Qué les parece si ahora les presento al mismísimo barco en el que visitaremos Alaska… el Carnival Spirit

Quiero compartir con ustedes este video donde el propio Joe Farcus, aquitecto encargado de diseñar todos los espacios de este imponente barco comenta acerca del proceso creativo, de los estilos artísticos escogidos para que la embarcación tenga este look y carácter tan especial.

CarnivalSpirit

Read Full Post »

No son todavía las siete de la mañana cuando el inmenso hotel flotante desplaza sus 90.000 toneladas frente al centro de Vancouver y se cruza con el seabus, que a su lado parece una caja de fósforos, para atracar junto al terminal de cruceros de Canada Place.

 

En las siguientes horas, cientos de pasajeros desembarcan y parte de la tripulación disfruta su día libre en la ciudad. A bordo, continúan frenéticamente los preparativos para el siguiente viaje, que comenzará esa misma tarde.

cruceros1

 

Toneladas de alimentos e insumos de todo tipo son embarcadas mientras los nuevos pasajeros van llegando a las instalaciones de Canada Place. Allí, un salón con no menos de 500 asientos hace las veces de sala de espera para presentarse ante las taquillas habilitadas para el servicio de aduanas de los Estados Unidos. Tras la larga cola, los respectivos sellos y una foto digital; la plataforma de entrada nos invita a abordar la nave que nos acogerá durante la siguiente semana.

 

Una hora después, una larga y espumosa estela nos separa cada vez más de las blancas velas de Canada Place. Al cruzar bajo el Lions Gate Bridge, frente al Stanley Park, el océano se abre frente a nosotros para guiarnos hasta las lejanas costas de Alaska.

cruceros2

Read Full Post »

Foto de MandyJ en Flickr

Foto de MandyJ en Flickr

Alrededor de la pequeña ciudadela de lona, reminiscencia de los antiguos teatros ambulantes de la Europa renacentista, bandadas de patos y gansos canadienses retozan junto a la laguna, un grupo de jóvenes lanzan sus frisbees, alegres perros se dan un chapuzón en la playa para mascotas y un solitario velero se hace a la mar.

 

Un grupo de llamativas carpas destaca sobre la grama de Vanier Park, en la entrada de False Creek. Si uno se fija bien, será testigo del ir y venir de espadachines, damiselas y cortesanos. Se trata del festival de teatro Bard on the Beach, que desde hace 20 años representa obras de William Shakespeare a precios razonables, para el disfrute de locales y turistas.

 

En 2008, más de 87.000 personas asistieron a las funciones del festival, que se extiende de mayo a septiembre de cada año. Este año se estarán presentando “La comedia de las equivocaciones”, “A buen fin no hay mal tiempo”, “Ricardo II” y “Otelo.”

 

El moro de Vancouver

 

Ya en otra oportunidad se mencionó a Otelo en ViVancouver, cuando se publicó una nota acerca de los interesantes túneles construidos cerca de Hope, y que llevan ese nombre.

 

En esta ocasión, tuvimos la oportunidad de asistir al preestreno de Otelo, horas antes de la apertura oficial del festival. La famosa historia del moro de Venecia es representada en un escenario práctico y minimalista, con muy buenas interpretaciones que logran atrapar la atención del público. Sin lugar a dudas, sobresale el maquiavélico personaje de Yago, quien maneja a diestra y siniestra las vidas del resto de los personajes y genera todas las mentiras e intrigas que son el hilo conductor de esta tragedia.


Read Full Post »

GuacamayasQEP

Si hay algo que alegra la vista en la muy tropical Caracas es el paso de bulliciosas bandadas de guacamayas y loros que,  provenientes del Parque del Este, Los Próceres o las laderas de El Ávila, pintan el cielo con su colorido plumaje.

 

Aunque por estos lados no encontramos libremente aves tan llamativas, hay un lugar en Vancouver en el que podemos disfrutar del contacto directo con guacamayas, cacatúas, pericos y otras aves tropicales. Se trata del Invernadero Bloedel, en el Queen Elizabeth Park.

 

Bajo la impresionante cúpula de plexiglass, una pequeña selva tropical florece sin importar que, afuera, la temperatura pueda estar bajo cero. En este microclima, más de 500 especies de plantas tropicales y subtropicales se entrelazan como una exuberante celosía, filtrando la luz del sol y prestando sus ramas para que un centenar de aves exóticas se sientan “como en casa.”

 

Mientras un grupo de peces naranja se pierden bajo el pequeño puente de bambú y una cacatúa de penacho salmón se acicala, pienso en la importancia de lugares como éste para percatarnos de la maravillosa biodiversidad que nuestra esfera azul nos regala y que, ojalá, sepamos preservar para las futuras generaciones.

 

Bloedel Conservatory

Bloedel Conservatory

Read Full Post »

Older Posts »