Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘ferrocarril’

En la región del Okanagan, aproximadamente a una hora de Kelowna, se encuentra la pintoresca zona de Kettle Valley, donde se tiene la oportunidad de viajar en el tiempo un siglo atrás y experimentar un viaje muy especial en un centenario tren y a lo largo de los 10 kilómetros que sobreviven de las antiguas vías férreas de este lado del oeste canadiense. Espero que disfruten esta pequeña muestra de lo que fue ese interesante paseo.

Trip to the Old West

In the picturesque Kettle Valley, in the Okanagan region, an hour from Kelowna, it’s possible to travel in time, to the early 1900’s, and enjoy a very special trip on board a 100 years old train through the surviving 10 kilometers of the old railways of this zone of western Canada.
Vías del tren
Anuncios

Read Full Post »

El segundo punto en que nuestro crucero tocó tierra fue en la ciudad de Skagway, situada a 160 kilómetros de Juneau, en el extremo norte del Pasaje Interno.

 skagway10

Esta pequeña y pintoresca ciudad, que cuenta con sólo 862 habitantes, nació con el grito de “Oro” en la región. En 1898, decenas de miles de aventureros llegaron a la ciudad en busca de fortuna. Ochenta cantinas, “alegres damas,” jugadores y asaltantes se turnaban para arrebatar las ganancias a los más imprudentes mineros. 

 

En tiempo record fue construida una vía férrea para superar los peligrososo pasos por los que hileras de esperanzados mineros trataban de llegar al Klondike. Sin embargo, un año después, las operaciones mineras se hicieron infructuosas y fueron mudadas a Nome. Desde entonces, Skagway quedó sólo como puerto de entraday base para el transporte de personal y mercancías vía ferrocarril.

 skagway7skagway8skagway4

Visitar Skagway es como volver al pasado. Como estar en uno de esos pueblos del Lejano Oeste norteamericano, con las típicas edificaciones de madera que datan de finales del siglo XIX, ahora pintadas en llamativos colores y albergando una amplia gama de comercios.

 

Skagway cuenta con una escuela, un periódico que publica dos veces al mes y recibe una señal AM y una FM de poblaciones cercanas. Es increíble como una ciudad así de pequeña pueda recibir hasta cinco cruceros al día, de mayo a septiembre, y un aproximado de 800.000 visitantes cada verano.

 

Desde la ciudad se puede tomar el tren y recorrer la ruta del White Pass y el Yukón, como tantos aventureros lo hicieron hace más de un siglo y hasta se puede visitar un centro de entrenamiento para Huskies de Alaska. También se pueden visitar glaciares, ensenadas, bosques y una gran gama de bellezas naturales. 

 

Siguiente destino: Cruzando la Bahía Glaciar

 skagway3skagway2skagway12

 

 

Going to Alaska (VI): Remembering the Gold Rush in Skagway


 

Skagway was our second stop during this trip to Alaska. It is located 160 kilometers north of Juneau, in the northern extreme of the Inside Passage.


 

This small and picturesque city has a population of only 862 people. It was born with the cry of “Gold” in the region. In 1898, tens of thousands of adventurers arrived to the city searching for fortune. Eighty saloons, “happy ladies”, gamblers and thieves took their shifts for taking the money away from the miners`pockets. In less than two years, a railway was built to overcome the dangerous pass to the Klondike. Nevertheless, the next year, mining operations were moved to Nome. Skagway remained as the arrival point for people and merchandise.

 skagway6skagway5skagway13skagway15skagway16

To visit Skagway is like to come back to the past, like being in an old Far West town of the cowboys movies. This small city is plenty of old wooden buildings, painted in bright colors. Most of these buildings are now jewelries and souvenirs stores.


 

In Skagway, there is only one school and, in their radios, people can only listen to one AM and one FM stations both from other cities. There is a newspaper also, but it only publishes twice a month. It is incredible that such a small city can receive until five cruise ships a day between May and September; and an average of 800.000 tourists every summer.


 

In Skagway, it is possible to take the train to the White Pass and Yukon Route, like many adventurers did more than a century ago, visit an Alaskan Huskies training camp or visit glaciers, forests and the surrounding scenery.

 

Next: Crossing Glacier Bay

skagway18
skagway17

Read Full Post »

A comienzos del siglo XX, la Canadian Pacific Railway diseñó una ruta para construir la vía férrea que serviría para unir la región de Kootenay con la costa de BC. En la garganta del río Coquihalla (Coquihalla Gorge) los ingenieros tuvieron que hacerle frente a varios muros de gránito sólido y tras un titánico esfuerzo e infinidad de cargas explosivas, en 1914, fue concluido este trecho que incluye puentes y cinco espectaculares túneles conocidos como Othello Tunnels (Túneles Otelo).
J.C. Partidas)

Parte de los túneles.

El nombre hace honor al conocido moro de Venecia, ya que Andrew McCullough, uno de los principales ingenieros de la obra, era un ávido lector de Shakespeare y bautizó varias secciones de la vía férrea con nombres de las obras del dramaturgo inglés.

Lo dificultoso del proyecto elevó los costos de este tramo hasta los 300.000 dólares, convirtiéndolo en la milla de vía ferrea más costosa de la historia. Posteriormente, la erosión causada por el río Coquihalla debilitó las bases de la obra, por lo que el tramo fue cerrado en 1959.

Actualmente, los Túneles Otelo pueden ser recorridos a pie, y forman parte de un parque rodeado de naturaleza y en el que el rumor del río y el batir de las alas de murciélagos forman parte del paisaje. Sus inmediaciones han sido propicias para que se rodaran escenas de varias películas, entre las que se encuentra la primera entrega de Rambo: First Blood.

Read Full Post »

En las cercanías de Craigellachie, ya de regreso a British Columbia, se encuentra el monumento conmemorativo al Último Clavo o The Last Spike.

Areas verdes y tienda de souvenirs.

Areas verdes y tienda de souvenirs.

Juan Carlos Partidas

Monumento conmemorativo.

Durante el último tercio del siglo XIX, la provincia de British Columbia estaba prácticamente aislada del resto de Canadá, separada por la barrera natural de las Rocky Mountains de las planicies ccntrales y los grandes centros urbanos del Este. Los habitantes de la Costa Oeste veían con reservas su unión a la Confederación Canadiense y hasta hubo conversaciones en las que se trataba de una posible incorporación a los Estados Unidos.

El gobierno federal, entonces, se comprometió a la construcción de una línea férrea que incorporara de una forma práctica y definitiva a la provincia occidental con el resto del país y el 7 de noviembre de 1885, en este lugar, se unieron los rieles que habían avanzado desde el este, cruzando la cadena montañosa y desde Vancouver en la costa oeste.

The Last Spike es el clavo que, finalmente, unió las dos vías y dio por concluida la construcción de la Canadian Pacific Railway.

Cuenta la leyenda que Donald Smith, financista de la CPR y encargado del martillazo final, no lo supo de dar de la manera correcta y el mismo se dobló. Hubo que proveerle de otro clavo, convirtiéndose éste en el verdadero “Last Spike”.

Juan Carlos Partidas

Rocky Mountaineer, pasando junto al parque.

En el lugar hay un pequeño parque, tienda de souvenirs, el monumento conmemorativo y, si se tiene suerte, puede presenciarse el paso de algún tren en su peregrinar por la geografía canadiense.

Más lugares en las Rocky Mountains

Valemount, puerta a las Rockies

Mount Robson

Jasper

Maligne Canyon

Cruzando la Icefield Parkway

Athabasca Falls

Visitando el Athabasca Glacier

El turquesa de los lagos glaciares

Banff. Enclave turístico y comercial en medio de las montañas

La Góndola de Banff

Minnewanka, el lago de los espíritus

Lake Louise, naturaleza y glamour

Moraine Lake, otra joya glaciar

Read Full Post »