Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘juneau’

El segundo punto en que nuestro crucero tocó tierra fue en la ciudad de Skagway, situada a 160 kilómetros de Juneau, en el extremo norte del Pasaje Interno.

 skagway10

Esta pequeña y pintoresca ciudad, que cuenta con sólo 862 habitantes, nació con el grito de “Oro” en la región. En 1898, decenas de miles de aventureros llegaron a la ciudad en busca de fortuna. Ochenta cantinas, “alegres damas,” jugadores y asaltantes se turnaban para arrebatar las ganancias a los más imprudentes mineros. 

 

En tiempo record fue construida una vía férrea para superar los peligrososo pasos por los que hileras de esperanzados mineros trataban de llegar al Klondike. Sin embargo, un año después, las operaciones mineras se hicieron infructuosas y fueron mudadas a Nome. Desde entonces, Skagway quedó sólo como puerto de entraday base para el transporte de personal y mercancías vía ferrocarril.

 skagway7skagway8skagway4

Visitar Skagway es como volver al pasado. Como estar en uno de esos pueblos del Lejano Oeste norteamericano, con las típicas edificaciones de madera que datan de finales del siglo XIX, ahora pintadas en llamativos colores y albergando una amplia gama de comercios.

 

Skagway cuenta con una escuela, un periódico que publica dos veces al mes y recibe una señal AM y una FM de poblaciones cercanas. Es increíble como una ciudad así de pequeña pueda recibir hasta cinco cruceros al día, de mayo a septiembre, y un aproximado de 800.000 visitantes cada verano.

 

Desde la ciudad se puede tomar el tren y recorrer la ruta del White Pass y el Yukón, como tantos aventureros lo hicieron hace más de un siglo y hasta se puede visitar un centro de entrenamiento para Huskies de Alaska. También se pueden visitar glaciares, ensenadas, bosques y una gran gama de bellezas naturales. 

 

Siguiente destino: Cruzando la Bahía Glaciar

 skagway3skagway2skagway12

 

 

Going to Alaska (VI): Remembering the Gold Rush in Skagway


 

Skagway was our second stop during this trip to Alaska. It is located 160 kilometers north of Juneau, in the northern extreme of the Inside Passage.


 

This small and picturesque city has a population of only 862 people. It was born with the cry of “Gold” in the region. In 1898, tens of thousands of adventurers arrived to the city searching for fortune. Eighty saloons, “happy ladies”, gamblers and thieves took their shifts for taking the money away from the miners`pockets. In less than two years, a railway was built to overcome the dangerous pass to the Klondike. Nevertheless, the next year, mining operations were moved to Nome. Skagway remained as the arrival point for people and merchandise.

 skagway6skagway5skagway13skagway15skagway16

To visit Skagway is like to come back to the past, like being in an old Far West town of the cowboys movies. This small city is plenty of old wooden buildings, painted in bright colors. Most of these buildings are now jewelries and souvenirs stores.


 

In Skagway, there is only one school and, in their radios, people can only listen to one AM and one FM stations both from other cities. There is a newspaper also, but it only publishes twice a month. It is incredible that such a small city can receive until five cruise ships a day between May and September; and an average of 800.000 tourists every summer.


 

In Skagway, it is possible to take the train to the White Pass and Yukon Route, like many adventurers did more than a century ago, visit an Alaskan Huskies training camp or visit glaciers, forests and the surrounding scenery.

 

Next: Crossing Glacier Bay

skagway18
skagway17

Anuncios

Read Full Post »

zipline

Acabábamos de desembarcar en Juneau cuando ya habíamos tomado una lancha que nos conduciría a la Isla Douglas, separada de tierra firme por tan solo unos cientos de metros. Allí, en una cabaña, nos esperaban quienes serían nuestros guías en esta experiencia del zip line.

 

Rápidamente ayudaron a colocarnos los aparejos necesarios y equipos de seguridad. Acto seguido, abordamos un vehículo de doble tracción y comenzamos el ascenso a través del denso bosque. Al llegar a un angosto puente de madera construido sobre un arroyo, el vehículo se detuvo. Sólo unos cuantos metros nos separaban de la primera plataforma.

 

“La mano izquierda va aquí.” “La mano derecha es para frenar.” “Si se detienen antes de llegar a la plataforma, el procedimiento es…” La andanada de instrucciones y advertencias no me hacen sentir, precisamente,  más relajado. Mientras, observo el tenso cable que se vuelve difuso entre la bruma que crea la suave llovizna y los cientos de árboles que nos separan de la siguiente plataforma.

 

Llegado el momento, levanto mis pies y dejo descansar todo mi peso sobre el cable. Comienzo a desplazarme a una velocidad mayor. Los árboles pasan rápidamente a mi lado y un intenso zumbido me acompaña todo el recorrido. De repente, diviso el árbol al que me estoy acercando vertiginosamente. La siguiente plataforma. Presiono la línea y arribo de manera perfecta.

 

La tensión inicial ha desaparecido y abre paso al deseo imperioso de lanzarme ya hasta la siguiente plataforma. Percibo la amplia sonrisa en mi rostro y presiento que no me abandonará hasta terminar el recorrido. Tenía razón. Aún estaba allí después de siete líneas, diez plataformas, un puente colgante y un descenso a rappel.

 

Regresamos cansados pero contentos, pensando en la siguiente escala en nuestro recorrido.

 

 

Going to Alaska (V): Flying between the trees

 

Soon after our arrival to Juneau, we took a small boat in order to cross the few hundreds of meters between mainland and Douglas Island. There, our guides were waiting for us. They helped us with the safety equipment and invite us to board a special vehicle. It stopped beside a small wooden bridge over a stream. We continued walking until we got to the first platform. 

 

“Left hand here.” “You break with the right hand.” “if you stop in the before the platform, you have to…” Many instructions and advices were trying to get into my head while I looked the cable vanishing in the mist.

 

I lift my feet and start to move, faster and faster, between the trees. An intense buzzing goes with me all the way to the next platform. I can see it very close, so I press the cable and start to go slower. The arrival was perfect.

 

The initial stress has disappeared and now I want to try the next line. I perceive a smile in my face and I suspect I will not lose it until the end of the adventure. I was right. It still was there after seven zip lines, ten platforms, a suspension bridge and rappelling from 

the last platform.

 

We returned to Juneau tired, but happy; thinking in the next destination in our trip.

Read Full Post »

Juneau1

Una pequeña lancha del servicio de Guardacostas de Estados Unidos nos escoltó aproximadamente durante media hora hasta arribar al puerto donde, tras 36 horas de navegación nuestro barco atracó por primera vez. Por ser la ciudad más grande, Muchos piensan que Anchorage es la capital del estado de Alaska. Sin embargo, ese honor lo tiene la pequeña población de Juneau.

 

La ciudad de aproximadamente 30.0000 habitantes está alojada en una estrecha franja entre el mar y la montaña. Junto  a los muelles se puede tomar un teleférico a Mount Roberts o visitar una procesadora de salmón y adquirir toda clase de productos a base de este pescado.

 

El centro de la ciudad es meramente comercial. Como en todas las poblaciones visitadas durante este viaje, abundan las joyerías y tiendas de souvenirs. 

 

Pero, si realmente se quiere disfrutar de la belleza natural de estos paisajes se debe tomar algún tour. Kayaking, viajes en helicóptero a glaciares cercanos y paseos para observar ballenas son algunas de las opciones ofrecidas. En nuestro caso, decidimos disfrutar una emocionante aventura en zip line.

Juneau2

 

Going to Alaska (IV): In Alaska’s capital


A small US Coast Guard boat escorted us for about 30 minutes until we arrived to the port. After sailing during 36 hours, our ship arrived to Juneau, Alaska’s capital.


The city lies on a narrow strip between the sea and the mountains. Just beside the piers, one can take the Mount Roberts tramway or visit a salmon hatchery. Nearby, the commercial zone is plenty of jewelries and souvenir stores, like every single city we visited during this trip.


But, if one really wants to enjoy the natural beauties of the area it is a good idea to take a tour. Kayaking, trips in helicopter to a glacier and whale watching are some of the offered options.  We chose to enjoy an amazing canopy zip line adventure.

Read Full Post »