Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘montañas rocosas’

A sólo 13 kilómetros de Lake Louise se encuentra el hermoso Moraine Lake o Lago de la Morrena. Con tan sólo 0,5 kilómetros cuadrados, este lago está situado en el Valle de los Diez Picos y sus aguas reflejan un color aguamarina aún más vistoso que otros lagos cercanos; sobre todo a mediados de julio, cuando llega a su mayor capacidad, alimentado por el deshielo de los glaciares en verano.

Juan Carlos Partidas

Embarcadero en el lago.

Un detalle interesante es que este lago aparecía impreso en el reverso de los billetes de 20 dólares canadienses a partir de los años setenta.

Más lugares en las Rocky Mountains

Valemount, puerta a las Rockies

Mount Robson

Jasper

Maligne Canyon

Cruzando la Icefield Parkway

Athabasca Falls

Visitando el Athabasca Glacier

El turquesa de los lagos glaciares

Banff. Enclave turístico y comercial en medio de las montañas

La Góndola de Banff

Minnewanka, el lago de los espíritus

Lake Louise, naturaleza y glamour

The Last Spike

Billete con la imagen de Morain Lake.

Billete con la imagen de Morain Lake.

Read Full Post »

Una visita obligada, cuando se está cerca de Banff, es el Lago Louise. Al llegar a su orilla se abre ante los ojos del visitante un espectáculo alucinante, el hermoso lago color turquesa flanqueado por imponentes montañas entre las que se encuentra, en la orilla opuesta, el Monte Victoria, coronado a su vez por el glaciar homónimo.

Lago Louise, con el hotel en primer plano y el glaciar al fondo.

Lago Louise, con el hotel en primer plano y el glaciar al fondo.

Este lago fue visto por primera vez por un hombre blanco en 1882, cuando el dueño de unas mulas, que trabajaba en la construcción del ferrocarril fue llevado al lugar por su guía stoney. Esta tribu llamaba al lugar “Lago de los Pequeños Peces”, sin embargo, el asombrado forastero no pudo llamarlo sino “Lago Esmeralda”.

Juan Carlos Partidas

Remando en el lago.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dos años después, el nombre del lago fue oficialmente cambiado a Lake Louise, en honor a la princesa Louise Caroline Alberta, hija de la reina Victoria de Inglaterra y esposa del, para el momento, Gobernador General de Canadá.

Etimológicamente hablando, es curioso que el Lago Louise se alimenta del deshielo del Glaciar Victoria, tal como en la vida real, la princesa se alimentaba de su madre, la famosa soberana inglesa.

La Canadian Pacific Railway, viendo el potencial de tan hermoso lugar, construyó un primer hospedaje en forma de cabañas en 1890, el cual sería posteriormente sustituido por el imponente Château Lake Louise.

El visitante, además de disfrutar del paisaje, puede alquilar botes en verano y remar en sus tranquilas aguas. En invierno, sin embargo, el lago se congela y se puede patinar sobre su helada superficie.

 

Más lugares en las Rocky Mountains

Valemount, puerta a las Rockies

Mount Robson

Jasper

Maligne Canyon

Cruzando la Icefield Parkway

Athabasca Falls

Visitando el Athabasca Glacier

El turquesa de los lagos glaciares

Banff. Enclave turístico y comercial en medio de las montañas

La Góndola de Banff

Minnewanka, el lago de los espíritus

Moraine Lake, otra joya glaciar

The Last Spike

Read Full Post »

A sólo unos cinco kilómetros de Banff se encuentra el lago Minnewanka, de 28 kilómetros de largo y hasta 142 metros de profundidad. Este lago glaciar se alimenta del agua proveniente de los deshielos y que es transportada, básicamente, por la corriente del río Cascade.

Juan Carlos Partidas

La Garganta del Diablo.

 

Durante el siglo XX, se construyeron dos represas (en 1912 y en 1941) para asegurar el suministro de energía hidroeléctrica a Banff. Es interesante comentar que a raiz de la segunda represa, el nivel del lago se elevó unos treinta metros, de manera que las instalaciones del Resort Minnewanka quedaron sumergidas bajo las aguas. Actualmente, las instaciones de este antiguo resort son un destino frecuente de aficionados al buceo deportivo.

Durante al menos 10.000 años, grupos humanos se asentaron y cazaron en las cercanías del lago, al que respetaban y asociaban con poderes sobrenaturales. Por ello, la tribu de los Stoney llamaba al lago “Minn-waki” o Lago de los Espíritus. Al llegar los primeros europeos y oir aquellas historias, lo rebautizaron como Lago del Diablo.

Montañas hundiéndose casi verticalmente en las frías aguas del lago completan el escenario para brindar un lindo recuerdo a quienes se animan a navegar en sus aguas o a excursionar por la escarpada geografía circundante.

 

Más lugares en las Rocky Mountains

Valemount, puerta a las Rockies

Mount Robson

Jasper

Maligne Canyon

Cruzando la Icefield Parkway

Athabasca Falls

Visitando el Athabasca Glacier

El turquesa de los lagos glaciares

Banff. Enclave turístico y comercial en medio de las montañas

La Góndola de Banff

Lake Louise, naturaleza y glamour

Moraine Lake, otra joya glaciar

The Last Spike

Read Full Post »

Durante nuestro recorrido por las montañas pudimos observar familias de cabras montesas en los bordes de la carretera, pero el verdadero encuentro con la fauna, deseado por todo viajero de estos lares se presentó de manera imprevista. Los vehículos que iban delante de nosotros comenzaron a detenerse y sabíamos que era para ver algo, así que nos detuvimos también y escaneamos con la vista cada arbusto, pino y roca hasta que vimos una gran forma moviéndose lentamente.

El oso antes de perderse entre los pinos.

El oso antes de perderse entre los pinos.

Ahí estaba, en el borde del bosque pudimos observar a un oso que hurgaba entre unos arbustos. Por doquier, los turistas, ávidos de preservar aquel momento para la historia, se hicieron de toda clase de cámaras y celulares, los “clicks” inundaron el ambiente y se unieron a comentarios como ¿dónde?, allá, pásame la cámara o baja la cabeza.

Ante tanto barullo, el oso se fijó en el número de carros y buses deteniéndose cerca de él y decidió que prefería tener un poco de privacidad. Trepó por las rocas de una empinada cuesta y, antes de perderse en la espesura del bosque, se volteó a observar por última vez a los escandalosos humanos que habían llegado para interrumpir su búsqueda de frutillas.

 

Más lugares en las Rocky Mountains

Valemount, puerta a las Rockies

Mount Robson

Jasper

Maligne Canyon

Cruzando la Icefield Parkway

Athabasca Falls

Visitando el Athabasca Glacier

El turquesa de los lagos glaciares

Banff. Enclave turístico y comercial en medio de las montañas

La Góndola de Banff

Minnewanka, el lago de los espíritus

Lake Louise, naturaleza y glamour

Moraine Lake, otra joya glaciar

The Last Spike

Read Full Post »

Sin lugar a dudas, una de las experiencias más interesantes en las Rockies fue la visita al Glaciar Athabasca. Esta inmensa masa de hielo, que forma parte del Columbia Icefield, cubre un área de unos seis kilómetros cuadrados, su profundidad oscila entre los 90 y los 300 metros.

Juan Carlos Partidas

Glaciar Athabasca visto desde la base del valle. 

 

Juan Carlos Partidas.

Monster Trucks descendiendo al Glaciar por la morrena lateral, con una inclinación de casi 80 grados.

En las Rocky Mountains cae más cantidad de nieve durante el año que la que llega a derretirse durante el corto verano, debido a ello siempre queda un excedente que se ha ido acumulado durante millones de años. Sin embargo, estos glaciares no son estáticos, sino que son especies de “ríos congelados” que se desplazan a razón de unos cuantos centímetros por día.

En la base del glaciar se encuentran unas instalaciones turísticas muy bien equipadas desde donde parten los autobuses hasta una de las morrenas laterales del glaciar. Allí, los visitantes cambian de vehículo y abordan los inmensos “monster trucks”, cuya tracción especial les permite bajar por la escarpada morrena y penetrar al gigante lecho de hielo.

Nuestra visita al glaciar se produjo en pleno verano, en un día soleado y tibio. Sin embargo, sobre el glaciar la temperatura era bastante fría. Una especie de microclima se forma a partir del frío que se cuela al exterior, procedente de las grietas y minicuevas del Athabasca Glacier.

Quisiera comentarles que si tienen intenciones de visitar este hermoso espectáculo natural, será mejor que se apuren, pues en los últimos 125 años la masa de hielo ha visto reducir su extensión a la mitad y con esto del calentamiento global, seguramente se debe estar acelerando el proceso.

 

Más lugares en las Rocky Mountains

Valemount, puerta a las Rockies

Mount Robson

Jasper

Maligne Canyon

Cruzando la Icefield Parkway

Athabasca Falls

El turquesa de los lagos glaciares

Banff. Enclave turístico y comercial en medio de las montañas

La Góndola de Banff

Minnewanka, el lago de los espíritus

Lake Louise, naturaleza y glamour

Moraine Lake, otra joya glaciar

The Last Spike

Read Full Post »

Juan Carlos PartidasEl rugir del agua anuncia la cercanía de la cascada. 
Juan Carlos Partidas

Riscos labrados por el agua y el tiempo.

A 25 kilómetros de Jasper, hacia el sur, nos encontramos con el hermoso espectáculo de las Athabasca Falls, una cascada no muy alta para los estándares de las Rocky Mountains (sólo 23 metros de altura) pero con un fuerte caudal cuyo rugido rompe con el silencio de estos parajes montañosos.

El agua se abre paso a través de la garganta que ha construido en la roca, a través del tiempo, esculpiendo las paredes con todo su poder y la ayuda de la arena y rocas que la corriente arrastra desde el glaciar Columbia, 70 kilómetros aguas arriba.
El río y las cataratas pueden disfrutarse desde una serie de caminerías con afiches informativos y areas acondicionadas para hacer picnic.

Más lugares en las Rocky Mountains

Valemount, puerta a las Rockies

Mount Robson

Jasper

Maligne Canyon

Cruzando la Icefield Parkway

Visitando el Athabasca Glacier

El turquesa de los lagos glaciares

Banff. Enclave turístico y comercial en medio de las montañas

La Góndola de Banff

Minnewanka, el lago de los espíritus

Lake Louise, naturaleza y glamour

Moraine Lake, otra joya glaciar

The Last Spike

Read Full Post »

La Icefield Parkway es la carretera escénica a través de la cual vamos a realizar todo nuestro recorrido por las Rocky Mountains. Desde Jasper hasta Banff, más de doscientos kilómetros de vía nos permitirán admirar las altas montañas, hermosos lagos color turquesa, ríos caudalosos, animales salvajes y pinos, pinos y más pinos.

//picasaweb.google.com

Foto: Nick Jensen. http://picasaweb.google.com

Según cuenta la historia, en la década de 1930 se produjo una fuerte contracción de la economía, por lo que muchas empresas cerraron y miles de trabajadores quedaron sin empleo. Entonces, el gobierno canadiense se avocó a la construcción de obras de infraestructura, con lo que se daba trabajo a muchos de los desempleados. Así fue como, de aquella coyuntura surgieron resultados positivos, como esta hermosa vía que, durante los meses de verano permite el paso de hasta cien mil vehículos en un mes.

 

Más lugares en las Rocky Mountains

Valemount, puerta a las Rockies

Mount Robson

Jasper

Maligne Canyon

Athabasca Falls

Visitando el Athabasca Glacier

El turquesa de los lagos glaciares

Banff. Enclave turístico y comercial en medio de las montañas

La Góndola de Banff

Minnewanka, el lago de los espíritus

Lake Louise, naturaleza y glamour

Moraine Lake, otra joya glaciar

The Last Spike

 

Read Full Post »

Older Posts »