Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘rocky mountains’

A sólo 13 kilómetros de Lake Louise se encuentra el hermoso Moraine Lake o Lago de la Morrena. Con tan sólo 0,5 kilómetros cuadrados, este lago está situado en el Valle de los Diez Picos y sus aguas reflejan un color aguamarina aún más vistoso que otros lagos cercanos; sobre todo a mediados de julio, cuando llega a su mayor capacidad, alimentado por el deshielo de los glaciares en verano.

Juan Carlos Partidas

Embarcadero en el lago.

Un detalle interesante es que este lago aparecía impreso en el reverso de los billetes de 20 dólares canadienses a partir de los años setenta.

Más lugares en las Rocky Mountains

Valemount, puerta a las Rockies

Mount Robson

Jasper

Maligne Canyon

Cruzando la Icefield Parkway

Athabasca Falls

Visitando el Athabasca Glacier

El turquesa de los lagos glaciares

Banff. Enclave turístico y comercial en medio de las montañas

La Góndola de Banff

Minnewanka, el lago de los espíritus

Lake Louise, naturaleza y glamour

The Last Spike

Billete con la imagen de Morain Lake.

Billete con la imagen de Morain Lake.

Anuncios

Read Full Post »

Una visita obligada, cuando se está cerca de Banff, es el Lago Louise. Al llegar a su orilla se abre ante los ojos del visitante un espectáculo alucinante, el hermoso lago color turquesa flanqueado por imponentes montañas entre las que se encuentra, en la orilla opuesta, el Monte Victoria, coronado a su vez por el glaciar homónimo.

Lago Louise, con el hotel en primer plano y el glaciar al fondo.

Lago Louise, con el hotel en primer plano y el glaciar al fondo.

Este lago fue visto por primera vez por un hombre blanco en 1882, cuando el dueño de unas mulas, que trabajaba en la construcción del ferrocarril fue llevado al lugar por su guía stoney. Esta tribu llamaba al lugar “Lago de los Pequeños Peces”, sin embargo, el asombrado forastero no pudo llamarlo sino “Lago Esmeralda”.

Juan Carlos Partidas

Remando en el lago.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dos años después, el nombre del lago fue oficialmente cambiado a Lake Louise, en honor a la princesa Louise Caroline Alberta, hija de la reina Victoria de Inglaterra y esposa del, para el momento, Gobernador General de Canadá.

Etimológicamente hablando, es curioso que el Lago Louise se alimenta del deshielo del Glaciar Victoria, tal como en la vida real, la princesa se alimentaba de su madre, la famosa soberana inglesa.

La Canadian Pacific Railway, viendo el potencial de tan hermoso lugar, construyó un primer hospedaje en forma de cabañas en 1890, el cual sería posteriormente sustituido por el imponente Château Lake Louise.

El visitante, además de disfrutar del paisaje, puede alquilar botes en verano y remar en sus tranquilas aguas. En invierno, sin embargo, el lago se congela y se puede patinar sobre su helada superficie.

 

Más lugares en las Rocky Mountains

Valemount, puerta a las Rockies

Mount Robson

Jasper

Maligne Canyon

Cruzando la Icefield Parkway

Athabasca Falls

Visitando el Athabasca Glacier

El turquesa de los lagos glaciares

Banff. Enclave turístico y comercial en medio de las montañas

La Góndola de Banff

Minnewanka, el lago de los espíritus

Moraine Lake, otra joya glaciar

The Last Spike

Read Full Post »

A sólo unos cinco kilómetros de Banff se encuentra el lago Minnewanka, de 28 kilómetros de largo y hasta 142 metros de profundidad. Este lago glaciar se alimenta del agua proveniente de los deshielos y que es transportada, básicamente, por la corriente del río Cascade.

Juan Carlos Partidas

La Garganta del Diablo.

 

Durante el siglo XX, se construyeron dos represas (en 1912 y en 1941) para asegurar el suministro de energía hidroeléctrica a Banff. Es interesante comentar que a raiz de la segunda represa, el nivel del lago se elevó unos treinta metros, de manera que las instalaciones del Resort Minnewanka quedaron sumergidas bajo las aguas. Actualmente, las instaciones de este antiguo resort son un destino frecuente de aficionados al buceo deportivo.

Durante al menos 10.000 años, grupos humanos se asentaron y cazaron en las cercanías del lago, al que respetaban y asociaban con poderes sobrenaturales. Por ello, la tribu de los Stoney llamaba al lago “Minn-waki” o Lago de los Espíritus. Al llegar los primeros europeos y oir aquellas historias, lo rebautizaron como Lago del Diablo.

Montañas hundiéndose casi verticalmente en las frías aguas del lago completan el escenario para brindar un lindo recuerdo a quienes se animan a navegar en sus aguas o a excursionar por la escarpada geografía circundante.

 

Más lugares en las Rocky Mountains

Valemount, puerta a las Rockies

Mount Robson

Jasper

Maligne Canyon

Cruzando la Icefield Parkway

Athabasca Falls

Visitando el Athabasca Glacier

El turquesa de los lagos glaciares

Banff. Enclave turístico y comercial en medio de las montañas

La Góndola de Banff

Lake Louise, naturaleza y glamour

Moraine Lake, otra joya glaciar

The Last Spike

Read Full Post »

Si se quiere dar el gustazo de tener a sus pies la majestuosidad de una vista de 360º de hermosas montañas, miles de pinos, lagos y el pintoresco Banff, no debe dejar de visitarse Sulphur Mountain, a cuyo tope se puede llegar gracias al teleférico (o góndola, como la llaman acá) que se encuentra tan sólo a unos cinco minutos del pueblo. Aunque las cabinas actuales son bastante modernas, el sistema comenzó a prestar sus servicios en 1959.

Juan Carlos Partidas

La Góndola en su ruta a la cima.

Las cabinas de cuatro pasajeros llegan en ocho minutos a lo alto de la montaña, a 2.281 mt. sobre el nivel del mar. Una vez en la cima de Sulphur Mountain, se puede disfrutar de restaurantes, un kilómetro de caminerías de madera  y una vista espectacular.

Es de hacer notar que muchas personas, obviamente en excelentes condiciones físicas, se animan a llegar a las instalaciones del tope de la montaña subiendo por un zigzaguente sendero que cruza una y otra vez por debajo de las cabinas, donde sus ocupantes, cómodamente instalados, admiran no sólo la tenacidad de los deportistas allá abajo, sino la incomparable belleza del paisaje.

Juan Carlos Partidas

Caminerías y la plataforma de observación.

Más lugares en las Rocky Mountains

Valemount, puerta a las Rockies

Mount Robson

Jasper

Maligne Canyon

Cruzando la Icefield Parkway

Athabasca Falls

Visitando el Athabasca Glacier

El turquesa de los lagos glaciares

Banff. Enclave turístico y comercial en medio de las montañas

Minnewanka, el lago de los espíritus

Lake Louise, naturaleza y glamour

Moraine Lake, otra joya glaciar

The Last Spike

Read Full Post »

A primera vista, Banff luce como un set cinematográfico en donde todo está demasiado ordenado, demasiado limpio, demasiado bonito. También me recuerda las “villas navideñas” que mis tíos arman cada diciembre a manera de pesebre. La razón de existir de Banff es el turismo…  ¡¡¡  y vaya si logra atraerlo!!! más de cuatro millones de personas visitan este pintoresco poblado cada año.

Juan Carlos Partidas.

Calle comercial en pleno centro de Banff.

Las más famosas cadenas de tiendas a nivel mundial están presentes, así como hoteles y restaurantes de todo calibre y estilo. Ir de “shopping” por el corazón comercial de Banff hace sentir al cliente como si estuviese en Beverly Hills o en la 5ta. Avenida, pero con el añadido de las Rocky Mountains como telón de fondo. Y es que Banff tiene la particularidad de ser la primera municipalidad de Canadá creada dentro de un parque nacional, y cuenta en sus cercanías con hermosas montañas, cristalinos lagos, exuberantes bosques y aguas termales que, por cierto, representan el origen de este hermoso centro turístico.

En 1883, tres obreros que trabajaban en la construcción del ferrocarril que uniría British Columbia con el resto de Canadá salieron a dar un paseo y consiguieron una serie de pozos de aguas termales. De inmediato pensaron en un muy lucrativo negocio: cobrar a los cansados trabajadores del ferrocarril por darse revigorizantes baños en las cálidas y sulfurosas aguas después de la ardua jornada laboral. Al enterarse de aquello, el gobierno decidió que aquello no podía ser sólo de aquellos ingeniosos “entrepeneurs” y procedió a crear una reserva de 26 Km. cuadrados alrededor de las aguas termales, dando al traste con el incipiente negocio. 

A partir de entonces, el gobierno, junto con la Canadian Pacific Railway Company se encargaron de crear, manejar y promocionar a Banff como un resort y spa de clase internacional, con la idea de ayudar económicamente al proyecto ferroviario. Por cierto, el lugar fue bautizado en honor a Banffshire, lugar de nacimiento de uno de los directivos de la compañía ferrocarrilera.

 

Más lugares en las Rocky Mountains

Valemount, puerta a las Rockies

Mount Robson

Jasper

Maligne Canyon

Cruzando la Icefield Parkway

Athabasca Falls

Visitando el Athabasca Glacier

El turquesa de los lagos glaciares

La Góndola de Banff

Minnewanka, el lago de los espíritus

Lake Louise, naturaleza y glamour

Moraine Lake, otra joya glaciar

The Last Spike

Read Full Post »

 

Juan Carlos Partidas.

Peyto Lake. Uno de los muchos lagos glaciares que embellecen el paisaje de esta cadena montañosa.

La geografía de las Rocky Mountains está salpicada por gran número de lagos glaciares producidos por la excavación que estas gigantescas masas de hielo han producido en el terreno a lo largo de millones de años.

 

Una característica común de estos lagos es el hermoso color turquesa de sus aguas. En un día soleado, los tonos son tan brillantes que da la impresión de que lo que se está presenciando es irreal… parece como modificado en Photoshop. Resulta que los glaciares, al desplazarse, trituran las rocas a su paso, formando una especie de polvillo llamado “rock flour”, que refleja los colores del cielo y la vegetación de una manera muy especial. De ahí el color turquesa de estos lagos.

 

Más lugares en las Rocky Mountains

Valemount, puerta a las Rockies

Mount Robson

Jasper

Maligne Canyon

Cruzando la Icefield Parkway

Athabasca Falls

Visitando el Athabasca Glacier

Banff. Enclave turístico y comercial en medio de las montañas

La Góndola de Banff

Minnewanka, el lago de los espíritus

Lake Louise, naturaleza y glamour

Moraine Lake, otra joya glaciar

The Last Spike

Read Full Post »

Durante nuestro recorrido por las montañas pudimos observar familias de cabras montesas en los bordes de la carretera, pero el verdadero encuentro con la fauna, deseado por todo viajero de estos lares se presentó de manera imprevista. Los vehículos que iban delante de nosotros comenzaron a detenerse y sabíamos que era para ver algo, así que nos detuvimos también y escaneamos con la vista cada arbusto, pino y roca hasta que vimos una gran forma moviéndose lentamente.

El oso antes de perderse entre los pinos.

El oso antes de perderse entre los pinos.

Ahí estaba, en el borde del bosque pudimos observar a un oso que hurgaba entre unos arbustos. Por doquier, los turistas, ávidos de preservar aquel momento para la historia, se hicieron de toda clase de cámaras y celulares, los “clicks” inundaron el ambiente y se unieron a comentarios como ¿dónde?, allá, pásame la cámara o baja la cabeza.

Ante tanto barullo, el oso se fijó en el número de carros y buses deteniéndose cerca de él y decidió que prefería tener un poco de privacidad. Trepó por las rocas de una empinada cuesta y, antes de perderse en la espesura del bosque, se volteó a observar por última vez a los escandalosos humanos que habían llegado para interrumpir su búsqueda de frutillas.

 

Más lugares en las Rocky Mountains

Valemount, puerta a las Rockies

Mount Robson

Jasper

Maligne Canyon

Cruzando la Icefield Parkway

Athabasca Falls

Visitando el Athabasca Glacier

El turquesa de los lagos glaciares

Banff. Enclave turístico y comercial en medio de las montañas

La Góndola de Banff

Minnewanka, el lago de los espíritus

Lake Louise, naturaleza y glamour

Moraine Lake, otra joya glaciar

The Last Spike

Read Full Post »

Older Posts »